El velo de la novia

 

El velo además de ser un complemento del vestido de la novia es considerado símbolo de la virginidad, la modestia y la inocencia de la novia. En algunas culturas el velo oculta todo el rostros de la novia a un novio que, en ocasiones, nunca la ha visto. Solamente después de la ceremonia se le permitirá levantar el velo que cubre la cara de su nueva esposa. Según otras tradiciones y creencias el velo protegía a la novia de los malos espíritus a los que se creía que era vulnerable. En los años 800 se popularizó en Inglaterra donde también se asoció a la modestia y la castidad.

 

En la actualidad, se ha convertido en muchas ocasiones en un complemento más, algo que forma parte ya como si de una extensión del vestido se tratase. Además suele utilizarse durante la ceremonia y se prescinde de él, por mayor comodidad, en la celebración en el restaurante de bodas.

 

 El anillo de compromiso y las alianzas de boda

 

Una tradición más, pero esta vez previa a la boda, es la petición de matrimonio y el anillo de compromiso que simboliza el amor y la preparación para la futura unión. Para el día de la boda existe la costumbre de intercambiar las alianzas durante la ceremonia. Esta tradición es muy antigua puesto que ya en el siglo XIII a.C, los egipcios ya las utilizaban. Sin embargo, se empezaron a usar en el siglo V aunque costó que la iglesia las aceptara como parte de la ceremonia.

Algunas supersticiones

 

  • Si sois de los supersticiosos  el vestido de la novia no debe ser visto por el novio hasta la entrada la iglesia o al juzgado, hoy prácticamente se ha convertido en todo un ritual impedir que sean pocos los privilegiados que sepan como va a ir la novia vestida al lugar de la ceremonia.

 

  • Respecto al atuendo del novio, si lleva corbata, debe estar colocada bien recta, porque si la lleva torcida los supersticiosos auguran infidelidad.

 

  • El día de tu boda no te pongas perlas, simbolizan lágrimas y se suele decir que traen muchas más a lo largo del matrimonio.

 

  • No te cases en enero, puesto que se dice que tendrás problemas económicos a lo largo de todo el matrimonio.

 

  • Aunque viváis juntos, la noche de antes debéis pararla cada uno en su casa o en casa de los padres.

 

  • Cuidado con los días que elegís para la ceremonia y la posterior celebración en el restaurante de bodas, para los supersticiosos que no sea ni martes ni 13 y menos ambos! El mes de mayo tampoco es propicio, especialmente desde la puesta de sol el 30 de abril a la salida el 1 de mayo, puesto que es la “Noche de Walpurgis” donde se desarrollaba una lucha entre las fuerzas de las tinieblas y de la luz.

 

  • Los huevos, a Santa Clara: regalar huevos a Santa Clara para que tanto para la ceremonia como para la celebración en el restaurante de bodas estén acompañadas de un radiante sol. Se dice que la santa puede alejar la lluvia, puesto que se cree que si llueve la novia llorará mucho durante su matrimonio. Sin embargo, en la sabiduría popular lo compensa con una frase que se contrapone al mal augurio “novia mojada, novia afortunada”.

Comments are closed.

Contacto